Contacto

Comunicación Legal

Tel: (+569) 9880 5184

Tel: (+562) 2698 8450  

Email:

info@comunicacionlegal.cl​

Dirección​​​​​​: 

Catedral 1009, Of. 302 

Santiago

 

Chile

 

Redes sociales
Membresía

© 2013 by Comunicación Legal.

Opiniones e Ideas

Esta sección está destinada a las opiniones, ideas y propuestas de nuestros amigos, quienes gentilmente comparten con nosotros sus trabajos, con el común deseo de construir un mañana mejor. 

Jaime García Covarrubias

 

 

Doctor en Ciencias Políticas y Sociología (Universidad Pontificia de Salamanca-España), Magister en Ciencias Políticas (Universidad de Chile) y Licenciado en Ciencias Militares.

Graduado del Centro de Estudios Diplomáticos y Estratégicos de París y de la Sociedad de Estudios Internacionales de Madrid. Estudios de Historia en la Universidad de París IV (Sorbona).

 

Ha publicado artículos y es coautor y autor de libros sobre temas de Defensa, Seguridad y Relaciones Internacionales.


Ha sido profesor de diversas universidades en Chile y actualmente se desempeña como Profesor en el Center for Hemispheric Defense Studies (CHDS) de la National Defense University (NDU - Washington DC).

LIDERAZGO ESTRATEGICO EN DEFENSA

 

 

“La mejor manera para llegar a ser un buen tomador de decisiones, es mediante el aprendizaje que se obtiene al  estar presente cuando otros las toman”

(D. Eisenhower)

 

 

Introducción

 

El tema del liderazgo estratégico ha tenido un desarrollo espectacular en el mundo de la dirección empresarial, donde se ha publicado mucha literatura tendiente a explicar sus alcances, formas de operación y su relación con la planificación estratégica y el proceso de toma de decisiones. Toda esta información, que aseguraría el éxito de una empresa, ha sido una referencia sumamente útil para el ámbito de la defensa y seguridad, aun cuando todo lo escrito no es exactamente aplicable en el escenario estratégico en que nosotros actuamos. En efecto, las especificidades del cargo político, de las FFAA y del tipo de conflicto al que se aboca este sector, hacen que sea necesaria una redefinición de cuáles son los aspectos esenciales de un liderazgo estratégico en el ámbito que nos preocupa.

 

Cuando se habla de liderazgo, lo primero que aparece en nuestra mente, es la figura del líder encarnada en un hombre o mujer que es capaz de encabezar la dirección de personas en pos de obtener determinados objetivos en forma eficiente y eficaz. Ese líder que nos estamos imaginando también posee un conjunto de cualidades personales que lo hacen normalmente muy singular y que son atributos de suma importancia en el comandante militar. De allí que relacionemos el liderazgo con la carrera de las armas ya que se considera a éste, incluso,  como algo inherente a la carrera militar. Con el político ocurre algo similar ya que el liderazgo debe ser, sin ninguna duda, un atributo de quien aspira a ostentar cargos de dirección nacional.

 

En este artículo, aun cuando  también  me refiero al liderazgo individual, mi foco principal está orientado a la estructura que dirige la defensa y seguridad en el país. Desde este punto de vista liderazgo estratégico, conformaría un “sistema” tendiente a articular la toma de decisiones desde el más alto escalón político hasta el comandante militar. Para este artículo, he recogido los aspectos que yo considero esenciales, algunos ya publicados por otros autores, con la intención de aprovechar todo ese conocimiento en la propuesta que estoy haciendo aunque en general estos autores tienen una interpretación algo diferente ya que no identifican al liderazgo estratégico como sistema. Esta es, entender el liderazgo estratégico como un “sistema de liderazgo” que va más allá del liderazgo individual de un jefe de estado o ministro de defensa o de la suma de liderazgos individuales. Lo anterior, debido a que la dinámica política en los tiempos actuales exige la integración, coordinación y convergencia de los liderazgos. Asimismo, las orgánicas propias de la burocracia moderna requieren que la toma de decisiones sea conocida, coherente, integrada y muy racional.

 

No es mi deseo complicar este artículo con aspectos de cibernética, sino recordar que sistema es un conjunto organizado de elementos que interactúan entre sí o son interdependientes, formando un todo complejo, identificable y distinto. A su vez, por elementos de un sistema se entienden no solo sus componentes físicos sino las funciones que estos realizan. A su vez alguna parte del sistema puede ser considerado un subsistema si los elementos mantienen una relación entre sí que los hace también un conjunto identificable y distinto. Yo diría que trabajando con estas simples categorías ya podemos comenzar a entender a este “sistema de liderazgo” que estamos proponiendo.

 

Mi idea está basada en la experiencia de varios años de ejercicio de la carrera militar tanto en academias, estado mayor, tropas como también ministerio de defensa y en la observación e investigación de este problema en la región. Por lo tanto, mis opiniones son personales y no comprometen el pensamiento del país, universidad y el centro en el que cumplo mis funciones profesionales.

 

"Justicia paralela"

 

Comentario sobre el rol de los medios de comunicación, ante las resoluciones de los Tribunales de Justicia, por el Prof. Pablo Rodríguez.

Publicado en el diario El Mercurio de Santiago.

En el último tiempo se ha evidenciado la existencia de lo que bien podría llamarse "justicia paralela". Se trata de la intromisión de los medios de comunicación en la raíz y la solución de conflictos interpersonales. Como es natural, habida consideración de su poder informativo y de presión social, comerciantes, industriales, profesionales y funcionarios públicos, entre otros, temen más a las denuncias de los medios informativos que a la actuación de un tribunal de derecho. El daño que pueden causar los primeros es muy superior al que deriva de la intervención de la justicia ordinaria. Lo que señalamos se presenta en todo tipo de actividades, con independencia de la importancia económica del afectado (empresa o persona natural).

El fenómeno que comentamos llega a extremos insospechados cuando el medio de comunicación despliega su actividad sobre un proceso -penal o civil-, porque, indudablemente, se genera una atmósfera hostil para unos y propicia para otros, que gravita poderosamente sobre los jueces llamados a resolver. Es imposible que estos últimos puedan sustraerse de todo influjo externo, mucho menos cuando la opinión pública toma partido exigiendo un cierto resultado o una reparación. Dígase lo que se quiera, pero lo cierto es que la presión de una campaña periodística es irresistible, porque el costo que representa para el afectado casi siempre supera al de la decisión jurisdiccional. Los abogados lo sabemos bien, porque hemos sido, no pocas veces, testigos o víctimas de procedimientos encaminados a distorsionar o acomodar la realidad para sacar ventajas indebidas.

El problema que planteamos, el cual aumenta en forma exponencial cada día, no puede encararse frontalmente, por cuanto ello implicaría restringir o coartar la libertad de expresión e información, derechos fundamentales asegurados en la Constitución Política de la República (artículo 19 N° 12). Es más, sobre ese pilar se asienta la transparencia que sirve de garantía al buen funcionamiento del sistema democrático. ¿Qué hacer entonces? La cuestión es compleja, por cuanto atraviesa barreras morales que es difícil, si no imposible, vencer. La autoría de este tipo de actividades se radica de preferencia en periodistas, lobistas y abogados. De esta alianza surge, en ciertos casos, el proyecto de crear una imagen negativa que repercuta en todos los ámbitos sociales, y en especial en los tribunales de justicia.

Lo cierto e indesmentible es que los recursos que la disposición constitucional consagra para evitar estos daños (responsabilidad por los abusos que se cometen en el ejercicio de la libertad de expresión e información, sanción a los delitos de injuria y calumnia, derecho de rectificación o declaración gratuitas) son insuficientes para desalentar este tipo de prácticas. De aquí que una solución efectiva solo pueda provenir de un examen severo y regular de la conducta profesional de quienes participan en estos hechos. No cabe entregar esta facultad a los tribunales (en cierta medida contaminados), sino a los Colegios Profesionales, pero con potestades suficientes para cancelar títulos e imponer otras medidas reparatorias.

La última reforma a la Constitución Política entregó a los Colegios Profesionales la facultad de conocer de las reclamaciones que se interponen por la conducta ética de sus miembros (colegiados). Respecto de los profesionales no asociados, se prescribió que serían juzgados por tribunales especiales establecidos en la ley. A su vez, la disposición vigésima transitoria de la Carta Fundamental declaró que en tanto no se crearan estos tribunales especiales, los profesionales que no pertenezcan a colegios profesionales serán juzgados por los tribunales ordinarios. Me temo que el destino de esta institucionalidad seguirá la misma suerte de los "tribunales contencioso-administrativos" contemplados en la Constitución del año 1925 y de 1980, pero nunca instalados.

En síntesis, a nuestro juicio, la única forma de remediar el problema que describimos pasa por la dictación de una ley que regule el lobby (hasta hoy postergada) y la instalación de los tribunales especiales contemplados en el artículo 19 N° 16 de la Constitución, siempre que ellos ejerzan jurisdicción con amplísimos poderes sobre todo el gremio, pudiendo, incluso, cancelar los títulos y disponer la reparación de los daños que cause un comportamiento antiético, extendiendo la responsabilidad a todo tipo de terceros, incluso no profesionales. De lo contrario, seguirá aumentando la influencia de una verdadera "justicia paralela", muchas veces irracional, abusiva y tendenciosa, fundada en el abuso y el temor, y que opera al amparo de un derecho (libertad de expresión e información) que no puede ni debe afectarse.

 

 

Pablo Rodríguez Grez
Decano
Facultad de Derecho
Universidad del Desarrollo

Educación & Postgrados

"Hay que reforzar la capacidad analítica frente a lo que leemos"

El profesional, gerente de marketing para el Cono Sur de Alcatel Mobiles, ejemplifica su discurso con sus dos maestrías, una en Comunicación Social y la otra en Ciencias Militares, con Mención en Operaciones de Paz. Además, de ser profesor en las carreras de Relaciones Públicas, Periodismo y Publicidad, de Uniacc.


¿Cómo sus posgrados han beneficiado su espectro laboral y cultural?
 

Mis dos magísteres han sido una verdadera llave para mi desarrollo profesional. Me han permitido replantear mis actividades con un nivel de apertura a otras miradas. Hoy enfrento con nuevas herramientas viejos y nuevos problemas en mi campo laboral. Una prueba de ello es el ejercicio de la docencia, que nace a propósito de mi formación de posgrado.

Según su experiencia, ¿cuál es la importancia del idioma inglés para un estudio de un posgrado y para el contexto laboral de hoy?

 

El inglés es, a la fecha, el idioma internacional. Se ha convertido en una base para interactuar con países y culturas muy diversas, por ejemplo, con el mundo nórdico o de Europa central, donde se maneja el inglés tempranamente, precisamente para fines de integración. Del mismo modo, uno constata que en Internet, a pesar del altísimo número de sitios, predomina el idioma inglés como un denominador común al momento de hacer negocios. Desde esta perspectiva, es una herramienta que no puede faltar en nuestra formación inicial.

Le consulto lo del segundo idioma porque, según el Programa de Evaluación Internacional de los Estudiantes, Pisa, 31% de los escolares chilenos de 15 años ha pasado de curso sin obtener resultados prácticos de la lectura. ¿Cómo vincula esto con el futuro de los posgrados en Chile?

 

Estimo que hay que reforzar no solamente la capacidad lectora, sino la comprensión y, en particular, la capacidad analítica frente a lo que leemos. Si usted considera, por ejemplo, la importancia del análisis de casos en clases, ello es posible y productivo cuando hay un marco teórico previo, pero, a la vez, una capacidad de comprender, apreciar y proyectar fenómenos que no bastan con la sola comprensión del mismo. Se requiere además profundizar para intervenir el fenómeno con vista a mejorar e innovar en las soluciones.

¿Cómo beneficia al alumno un Máster Internacional en Comunicación y Marketing?

 

Brinda especialización y desarrollo de competencias en un campo del conocimiento que abre las perspectivas de desarrollo profesional. Además, se relaciona con la positiva evolución que han tenido las comunicaciones en el mercado: hoy es imposible hablar del desarrollo de una marca, de su penetración y del valor intangible de ésta, sin hablar de comunicación. Por tanto, se requiere alta especialización en esta materia.

En la práctica laboral, ¿cómo se traduce eso?

 

Se conoce y se entiende a las audiencias. Al mismo tiempo, se establecen con ellas canales de comunicación que generen un diálogo cliente/marca, no un monólogo como era hasta no hace mucho. Un ejemplo es lo que ocurre con las redes sociales y su aplicabilidad en marketing, que son una muestra clara de la importancia de la comunicación aplicada.

¿Cómo la modalidad eLearning de Uniacc es un valor agregado para el Máster Internacional en Comunicación y Marketing?

 

Es un tremendo valor para quienes provienen de otras ciudades, regiones y de otros países. En el aula virtual los alumnos mantienen la regularidad académica en el tratamiento de determinados contenidos y, a la vez, se sigue interactuando con sus compañeros y con el profesor. Mi experiencia me permite afirmar que la interacción entre alumnos y profesores es mucho más permanente y sostenida en este formato que en el marco solamente presencial. 

¿De qué manera práctica se refleja el valor que usted menciona?

 

Se agrega valor cuando los profesores están disponibles a diversas horas y momentos, al igual que cuando existe la posibilidad de trabajar en equipo sincrónica y asincrónicamente. También cuando se aprovechan las herramientas que ofrece la plataforma, como los foros, correos y bases de datos.

El lenguaje corporal moldea nuestra identidad

Interesante video acerca de la comunicación humana, específicamente la comunicación no-verbal.